Como usar las velas para masajes

Prepara todo lo necesario, enciende la vela y deja que los aromas vayan impregnando la atmósfera de ricos olores. Una vela para masajes normal tarda entre 15 y 30 minutos en estar lista para ser usada como bálsamo para masaje, tiempo más que suficiente como para “entrar en calor”, intercambiar confesiones, besos y caricias, y cómo no para quitar algo de ropa.

Una vez que está líquida la vela se transforma en un bálsamo para masaje de absorción lenta y con un alto grado de lubricación que permite deslizar tus manos con total suavidad y naturalidad sobre la piel de tu amante. Muchas de estas velas incorporan nutrientes, así como aloe vera para que sus efectos sean aún más beneficiosos para la piel.

Antes de comenzar a usarla tenemos que apagar la llama, probar las temperatura con la yema del dedo y cuando tenga la temperatura deseada podemos empezar a extender el aceite sobre el cuerpo o aplicarlo primero en nuestras manos para controlar mejor y no excedernos en la cantidad.

Sigue leyendo

Piedra para horno

Más que un invento, podríamos decir que la piedra para horno es una vuelta al pasado, a los orígenes donde no existía la electricidad ni los complejos electrodomésticos, sino hornos de leña que hoy en día se han vuelto casi una rareza e incluso un signo de distinción de calidad para algunas panaderías y restaurantes.

Afortunadamente los aficionados a las gastronomía no están obligados a hacer obras en la cocina de casa y comprar leña, la solución es mucho más sencilla, simplemente tienen la posibilidad de comprar una piedra refractaria, que no es otra cosa que una pieza de cerámica muy resistente que nos permite hornear a la piedra consiguiendo resultados similares al clásico horno de leña.

La idea al usar la piedra para horno es introducirla en la parte baja y precalentarla durante una media hora antes de colocar la masa encima, por ejemplo si vamos a preparar una pizza: mientras se calienta la piedra refractaria vamos montando nuestra pizza con los ingredientes deseados sobre una bandeja de madera o silicona que luego nos permita deslizar la masa y colocar la pizza sobre la piedra caliente.

Sigue leyendo

Como es el ataque Nimzowich

Ya el año pasado se incluyó alguna pregunta trampa en el Test del sexo, la que tuvo más repercusión sin duda fue el saber si habías practicado la postura del ornitorrinco, a lo cual más de uno respondió afirmativamente sin saber qué era… El caso es que este año la han vuelto a liar, y más de uno se quedará a cuadros cuando le pregunten si ha jugado al Ataque Nimzowich, una pregunta trampa dado que no existe tal práctica sexual, realmente existe en el mundo del ajedrez una jugada conocida como la Defensa Nimzowich en honor a su creador y que consiste en edificar un centro sólido, es decir, tomar control del centro con tus piezas. Por tanto no te calientes la cabeza ni pierdas el tiempo buscando ese Ataque Nimzowich

Sigue leyendo

Como usar una panificadora

La maquina panificadora es un electrodoméstico que en los últimos años se ha puesto más de moda, ya sea porque el pan de los supermercados es casi un chicle de harina o bien porque el pan de algunas franquicias de panadería deja bastante que desear… Por contra, usar una panificadora es algo bastante sencillo, realmente ella hace la mayor parte del trabajo y en la mayoría de los casos los resultados suelen ser más que satisfactorios.

La panificadora se trata básicamente de un recipiente antiadherente, el cual en su interior incorpora unas hélices desmontables en la base, para el amasado. El recipiente puede ser único, aunque hay máquinas que tienen la opción de usar dos recipientes pequeños. Bajo el recipiente se alojan unas resistencias eléctricas, que son las que proporcionan el calor para el fermentado y el horneado.

Sigue leyendo

Como usar el apio

Cuando vayamos usar el apio, a la hora de ir a comprar debemos descartar los que estén blandos, con manchas o puntos secos, así como aquellos que tenga los tallos superiores de color blanco. Lo ideal son apios con tallos gruesos, firmes y crujientes de color verde claro, fíjate también en la hojas, que estén verdes y frescas o como mucho levemente marchitas.

Lo suyo, como la mayoría de verduras, es consumirlo el mismo día, pero si tenemos que conservarlo, lo suyo es que no esté en el frigorífico más de dos o tres días. Otra opción es escaldarlo unos tres minutos y luego congelarlo, pero entonces cuando vayamos a usarlo habrá perdido su textura crujiente.

Sigue leyendo

Como usar la levadura

Ya sea porque a uno le sobra el tiempo, porque es un gran aficionado a la gastronomía o bien porque simplemente desear aprender a hacer panes, siempre llega el momento de “enfrentarse” a la levadura, existen varias opciones y aquí vamos a tratar de despejar algunas dudas sobre como usar la levadura.

Es cierto que puede ser un lio para los neófitos ya que en ocasiones se recomienda la levadura fresca de panadero y en otras la levadura seca granulada, a uno no le queda claro si es lo mismo o cual es mejor, la de panadero o la granulada?

Antes de entrar en materia no debemos confundir levadura de panadería con la levadura Royal y otros impulsores químicos que se suelen emplear en repostería. No son fermentos y por tanto no funcionan de la misma manera, sería un error emplear la Royal en masas para pizzas o en la mayoría de masas para pan.

Sigue leyendo

Como usar el bidet

Para algunos la respuesta a esta cuestión puede resultar evidente, para otros muchos no está tan claro el como usar el bidet, o en castellano bidé. Empezando justamente por su nombre, resulta curioso que proviene de un pequeño caballo francés que se empleaba un poco para todo… y lo cierto es que cuando nos acomodamos en el bidé también parece estuviéramos cabalgando.

El bidé no lo vamos a encontrar en todos los países, pero si vivimos o viajamos a países como Brasil, Argentina, Venezuela, España, Francia, Japón, Portugal o Turquía si es probable que los encontremos.

Sin duda se trata de un accesorio muy práctico y al que se le da múltiples usos. En principio fue diseñado para que las personas pudieran lavar sus genitales de una manera cómoda y sencilla, uno no tenía más que colocarse a horcajadas y usar sus manos para lavarse, con el tiempo los bidé se han ido modernizando y cuentan con uno o dos chorros de agua capaces de dejar nuestro ano limpio y reluciente.

Sigue leyendo